Imagen 9

Impresión Digital…
¿CUÁNDO?

Hace algunos años el conocido tema “digital” vuelve a aparecer, ahora en la impresión no solo de etiquetas, también de muchos otros productos en los que ésta tecnología genera valor.

Comencemos por definir digital brevemente; impresión directa de un archivo digital  a un substrato.

Esta nueva opción de impresión nos genera la pregunta ¿por qué imprimir en digital? O ¿porque cambiar a digital? Y nosotros preferimos reformular la pregunta para darle una mejor connotación en mejores razones que el cada vez más utilizado “para tirajes cortos”

¿Cuándo optar por impresión digital?

Pero, ¿no es más caro?

¿Qué es caro?, un bolígrafo que cuesta 5 pesos pero no sirve y otro que cuesta 30 pero es excelente, ¿cuál es más caro? Muchos coincidirían que el que no sirve es más caro porque es dinero en la basura.

La pregunta aquí es ¿cómo genera valor para mi producto o mi proceso?, y si este valor es un beneficio en costos o en ventas entonces conviene tomar la opción, y hay otros casos donde es la única opción.

Comprar cierto volumen de etiqueta por llegar a un precio objetivo nos coloca en desventaja y pone en riesgo nuestro dinero dependiendo el mercado en que nos encontremos. Para mantener un inventario de etiquetas que tal vez nos dure 4, 6 y hasta 12 meses, debemos estar seguros de varias cosas;

  • Que el producto se mantendrá en el mercado al menos ese tiempo
  • Que no cambiarán las normas de etiqueta en NOM o COFEPRIS
  • Que no necesite ese dinero detenido
  • Que las condiciones de almacenaje sean optimas
  • Que el material y adhesivo no se deterioren durante ese tiempo
  • Que no necesite el espacio que ocupa este inventario
  • Que no le pidan un cambio en el arte de la etiqueta

Existe la suposición equivocada de que la impresión digital es más cara que otros sistemas y es porque no vemos otros costos ocultos que deberíamos observar:

Costo del espacio que ocupa el inventario, impuestos de ISR sobre inventarios, mermas y obsolescencias.

Y esto ocurre más a menudo de lo que se pudiera suponer.

La etiqueta digital precio unitario es más costosa en algunas ocasiones, pero la propuesta digital leyendo el mensaje oculto es: “Adquiera lo que va a utilizar y mantenga bajos sus inventarios, desocupe el espacio en su empresa y conviértalo en productivo, no pague ISR sobre sus inventarios, no tire dinero a la basura en materiales obsoletos y ahorre”.

Ahora, esto es una ventaja sólo comparándose con otro sistema de impresión, sin embargo existen otros valores agregados únicos en este sistema:

Dato Variable: permite agregar información diferente entre etiquetas o entre corridas.

Por ejemplo, si usted pone una etiqueta de fecha de caducidad a su producto o lo codifica con láser, este doble proceso toma tiempo y tiene un costo, ¿por qué no ponerlo directo en la impresión de la etiqueta?

Otro ejemplo, necesita foliar las etiquetas o impresos, ¿porque no nos los pide ya foliados?

Impresión directa al sustrato: Al no requerir placas, lo hace un sistema ideal para revisar y modificar los artes, agregar o quitar información,  incluso justo antes de imprimir!, hacer tirajes promocionales o incluir flashes de producto mejorado, etc, sin necesidad de volver a pagar placas cada vez.

Largos ilimitados: podemos hacer posters, banners, cenefas promocionales o decorativas para los puntos de venta en donde está su producto. Ya tiene el producto, ¡promociónelo!

e-commerce